lunes, 21 de septiembre de 2009

AGUA PARA NUESTRO FUTURO

El agua y el paisaje: El agua está en muchos lugares: En las nubes; en los ríos, en la nieve y en el mar. También está donde no la podemos ver, como en el aire mismo, en nuestro cuerpo, en los alimentos y bajo la tierra. Además, el agua cambia de un lugar a otro. El agua es necesaria para la vida del hombre, los animales y las plantas. Es parte importante de la riqueza de un país; por eso debemos aprender a no desperdiciarla. Todos sabemos que el agua es indispensable para la vida y que si dejáramos de tomarla moriríamos en pocos días. Un 70% de nuestro cuerpo está constituido por agua; encontramos agua en la sangre, en la saliva, en el interior de nuestras células, entre cada uno de nuestros órganos, en nuestros tejidos e incluso, en los huesos. Además de agua para beber, nosotros los seres humanos utilizamos agua en casi todas nuestras acciones, es decir, la requerimos para preparar alimentos, lavar ropa o trastes, aseo personal, riego de cultivos, cría de animales, fabricación de productos, producción de energía, etc. Como sabemos, el agua es un líquido incoloro, insípido e inodoro; es decir, no tiene color, sabor ni olor cuando se encuentra en su mayor grado de pureza. Es un elemento vital ya que sin ella no sería posible la vida de los seres vivos (animales o plantas). Se llama agua potable a la que se puede beber y aguas minerales a las que brotan generalmente de manantiales y son consideradas medicinales para ciertos padecimientos. Las aguas duras se caracterizan porque, si se hierven, dejan en el fondo del recipiente un residuo calcáreo; no sirven para beberlas y como no producen espuma con el jabón tampoco sirven para lavar. El agua potable es indispensable para la vida del hombre, pero escasea en la medida que la población aumenta y porque lamentablemente es desperdiciada por personas ignorantes y carentes del sentido de responsabilidad y solidaridad humana. Después del aire, el agua es el elemento más indispensable para la existencia del hombre. Por eso es preocupante que su obtención y conservación se esté convirtiendo en un problema crucial; por ello debemos empezar a actuar. Traer agua a la ciudad es muy difícil y muy costoso; casi toda la que consumimos proviene de sitios muy lejanos. En el caso de nuestra región el agua se transporta desde el Río Colorado, cerca de Mexicali. En todas las actividades humanas el agua está presente: en la ciudad se utiliza para la alimentación, la higiene, el riego de parques, bosques y jardines, y para fines industriales. El agua ha sido importante en nuestro planeta desde que se inició la vida, reflejándose en la historia. En nuestro país, antes de que llegaran los Españoles los indígenas adoraban a Tlaloc y Chac, dioses viejos, dioses de la lluvia; indispensables para que el agua no faltara. Los Nahuas creían que los niños eran un regalo de los dioses y que antes de ser niños, nadaban en el agua en forma de pececitos de jade. Los antiguos griegos consideraban que el agua era uno de los cuatro elementos básicos del universo. Esta creencia viajó por todo el mundo durante siglos sin perder fuerza; hoy, los científicos afirman que el agua existió desde la formación de la Tierra y que en los océanos se originó la vida. El agua está cambiando de lugar constantemente. La lluvia que cae en las montañas o lugares altos, puede escurrir; baja rápidamente por la superficie y crea corrientes de agua. Cuando varias de estas corrientes se juntan, se les llama arroyos, éstos se van haciendo cada vez más grandes, hasta que forman un río. El agua de los arroyos también puede venir de la nieve que se derrite en la cumbre de las montañas muy altas. A veces, el agua se filtra dentro de las montañas para formar los manantiales. Los ríos proveen de agua a algunos pueblos y ciudades, a los lagos y al mar. Cuando el sol ilumina los mares, los lagos, los ríos, la tierra húmeda y las plantas, el agua se calienta y se evapora. El agua que se evapora forma las nubes, las cuales pueden ser llevadas a otros lugares por el viento. Cuando llueve, el agua forma, otra vez, ríos, depósitos subterráneos y lagos. Los ríos llevan el agua, nuevamente, al mar. En cada uno de los lugares por los que pasa el agua parte de ella se evapora; esto hace que se formen nuevas nubes. Como dichos cambios se están repitiendo constantemente, a este proceso lo llamamos el ciclo del agua. EL AMBIENTE ACUÁTICO Y SU RELACIÓN CON PLANTAS Y ANIMALES Cada organismo que habita en el agua, ya sea salada, como la del mar, o dulce, como la de un río, un lago o una laguna, está adaptado a ese medio, es decir, que sólo puede vivir ahí: en general los animales de agua salada no pueden vivir en agua dulce y los de agua dulce no pueden vivir en agua salada, puesto que las características de estos lugares son diferentes. Los ríos, los lagos y las lagunas no son muy profundos, por lo que en estos lugares la presión que ejercen las capas de arriba sobre las de abajo es menor que en el mar. Los seres vivos que habitan en las profundidades del mar soportan mayores presiones que los que viven en un lago. Todos los animales y plantas están adaptados para vivir bajo ciertas condiciones de presión, temperatura, cantidad de sal disuelta, luz, etc. Si se les modifica mucho estas condiciones, los organismos no podrán sobrevivir. Sin embargo, tanto en el mar como en el agua dulce, existen comunidades en las que los animales y plantas dependen unos de otros. CONTAMINACIÓN DEL AGUA El hombre, es el principal causante de la contaminación del agua, ya que la eliminación de residuos líquidos, domésticos e industriales, así como desperdicios sólidos como la basura, en los ríos y otros cuerpos de agua, trae como consecuencia su inutilización. La misma naturaleza es fuente de contaminación por el arrastre del suelo y capas vegetales, debido a la deforestación incontrolada. El AGUA PUEDE CONTAMINARSE DE VARIAS MANERAS: Por aguas residuales urbanas, llamadas también aguas negras o cloacales, que son las que provienen del uso doméstico: baños, lavadoras, fregaderos… Por aguas residuales industriales que son las que provienen de las industrias del petróleo y de las industrias químicas que producen algunas sustancias contaminantes peligrosas como los compuestos de cobre, plata, cromo, mercurio y plomo. Por aguas de origen agrícola, porque contienen plaguicidas y herbicidas que causan la muerte de plantas y animales acuáticos. Además los fertilizantes, causan un desarrollo excesivo de algas, que desequilibran el ecosistema. Efectos de la contaminación del agua: Efectos físicos: como mal olor, cambio de color, enturbiamiento, fermentación, cambio de temperatura… Efectos químicos: como la disminución de la concentración necesaria de oxígeno para la vida acuática. Efectos biológicos: como la muerte de plantas y animales, así como la producción de enfermedades en el hombre. PRINCIPALES ENFERMEDADES PRODUCIDAS A CAUSA DE LAS AGUAS CONTAMINADAS. Disentería: Es una enfermedad producida por un protozoario llamado amiba o por varios bacilos, produce la inflamación del intestino grueso, en cuya mucosa se localizan los microbios. Se caracteriza por diarreas sanguinolentas (con sangre) y se adquiere cuando se toma agua o alimentos contaminados. Esta enfermedad es muy frecuente en los niños que viven en casas poco higiénicas y por descuido puede ocasionarle la muerte por deshidratación. Para evitar el contagio se recomienda hervir el agua y lavar bien los alimentos. Fiebre Tifoidea: La produce un bacilo denominado Salmonella thyphi, caracterizado por poseer flagelos que le dan gran movilidad. El contagio se produce al comer o beber alimentos y agua contaminadas con las heces de enfermos o portadores (personas que tienen el bacilo pero no presentan síntomas). Los microbios se alojan en el intestino delgado allí alteran las paredes del mismo provocando diarrea, posteriormente pueden invadir la mucosa y pasar a la corriente sanguínea provocando la fiebre característica de la enfermedad. El Cólera:Esta enfermedad es originaria de la India. Se manifiesta con vómitos diarreas. Se propaga con defecaciones y vómitos de las personas infectadas. Su contagio se evita con la vacuna anticólera. PRESERVAR Y CUIDAR EL AGUA PARA QUE DURE PARA SIEMPRE: RESPONSABILIDAD Y TAREA DE TODOS La única manera de garantizar que el agua pueda satisfacer las necesidades de las generaciones actuales y futuras es preservarla y cuidarla para que no se agote. Sabemos que el agua es un recurso renovable pero finito y escaso y que debe satisfacer no solo las necesidades de las personas sino también las de las demás formas de vida del planeta. Actualmente, la disponibilidad de agua dulce constituye uno de los grandes problemas que enfrenta el mundo, porque la cantidad de agua existente para todos los usos ha comenzado a escasear y ello conduce a una crisis. Todo indica que la crisis del agua empeorará en el presente milenio debido al aumento de la demanda por el crecimiento demográfico, el desarrollo industrial y la expansión de los cultivos de regadío, pero también por el uso de tecnologías inapropiadas, la contaminación creciente de las fuentes, el desperdicio o derroche y los cambios climáticos. La crisis del agua es sobre todo un problema de gestión de los recursos hídricos a causa del uso de métodos inadecuados y de actitudes y comportamientos de los gobiernos y de la población en general, que aún no toman conciencia de la magnitud del problema. Todo ello desemboca en una inercia e incapacidad para tomar medidas correctivas oportunas y necesarias para solucionar los problemas. REDUCIENDO EL IMPACTO AMBIENTAL PERSONAL El agua no nos pertenece, pertenece al planeta y es nuestro deber cuidarla, no la contaminemos. Si quieres disminuir tu impacto en el medio ambiente y a la renovación del agua, sigue los siguientes consejos: *Nunca botes basura en los desagües, en las canaletas, ríos, lagos y lagunas. *Los aceites usados no deben verterse en los lavaplatos o desagües, sino en botellas desechables. *Si los platos y ollas tienen mucha grasa, límpialos primero con papel o servilletas desechables, la grasa tapa los desagües. *Reutiliza el agua usada de las lavadoras para limpiar pisos del patio y aceras. * El agua de enjuague también puede ser reusada para regar plantas si es que utiliza detergentes biodegradables en moderada cantidad. *Escoge detergentes y productos de limpieza biodegradables, ya que muchos productos para limpiar son muy tóxicos, lee las etiquetas antes de comprarlos. * No utilices desodorantes para los inodoros, son un veneno para el agua. bibliografia http://images.google.com.mx/imgres?imgurl=http://www.col.ops-oms.org/DIAA/2003/images/cuidar.jpg&imgrefurl=http://www.col.ops-oms.org/DIAA/2003/DIAA04segura.asp&usg=__2UOhmK5F_WoclS5VXq1s3Uez-1s=&h=300&w=300&sz=37&hl=es&start=7&um=1&itbs=1&tbnid=4y1oMuqXvi3epM:&tbnh=116&tbnw=116&prev=/images%3Fq%3Dmedidas%2Bpara%2Bcuidar%2Bel%2Bagua%26um%3D1%26hl%3Des%26sa%3DX%26tbs%3Disch:1 http://www.prodena.org/portal/index2.php?option=com_content&do_pdf=1&id=28

No hay comentarios:

Publicar un comentario